Procedimiento. SNG

.

 

PREPARACIÓN PREVIA
1. Comprobar la identidad del paciente, según el procedimiento de aplicación en el Servicio Gallego de Salud.
2. Respetar la intimidad del enfermo y guardar confidencialidad de sus datos.
3. Informar al paciente y/o el cuidador principal del procedimiento que se le va a realizar y solicitarle su colaboración, a ser posible, recalcando su utilidad, usar un lenguaje comprensible y resolver sus dudas y temores. En el caso de pacientes pediátricos explicarles el procedimiento a los padres (Grado B) (nivel de evidencia III).
4. Solicitar su consentimiento de forma verbal, siempre que sea posible.
5. Identificar los profesionales sanitarios que van a intervenir en el procedimiento.
6. Comprobar alergias del paciente.
7. Comprobar si es portador de prótesis dental móvil, y en caso afirmativo, retirarla.
8. Colocar el paciente en posición idónea: Fowler de primera elección. De no ser posible, colocar en decúbito lateral derecho y colocar empapador o toalla encima del tórax del paciente.
9. Realizar higiene de manos (categoría IA) (nivel de evidencia I).
10. Disponer todo el material necesario.
11. Poner guantes no estériles.
 
TÉCNICA DE SONAJE
 
- Comprobar la permeabilidad de las fosas nasales:
· Si el paciente está consciente pedirle que se suene y examinar los orificios nasales para comprobar su permeabilidad. Explicarle que respire alternativamente por cada uno de los orificios mientras bloquea el contralateral. Escogeremos el orificio por lo que respire mejor.
· Observaremos se existe alguna desviación del tabique nasal. En cuyo caso elegiremos el orificio nasal contrario del lado desviado.
- Comprobar que la SNG esté en perfectas condiciones de uso (que no esté rumbo, defectuosa y que sea permeable).
- Medir la longitud de la sonda que se va a introducir: desde la punta de la nariz al lóbulo de la oreja y al apéndice xifoides (medición NOX, nariz-oreja-xifoide). Marcar la sonda con rotulador permanente.
- Humedecer el extremo distal de la sonda con agua en el caso de sondas prelubricadas, así como las sondas con fiador para que se movilice con mayor facilidad. Aplicar lubricante hidrosoluble, si no es el caso.
- Reclinar la cabeza del paciente ligeramente hacia atrás.
- Introducir suavemente la sonda a través de la fosa nasal elegida. Si aparecen náuseas retiraremos la sonda unos centímetros, esperaremos la que se recupere y seguiremos introduciendo la sonda. En las sondas con fiador si hay dificultad en la introducción de este, se puede retirar unos centímetros para facilitar que progrese.
- Colocar la cabeza del paciente ligeramente inclinada hacia delante tras pasar la nasofaringe.
- Introducir la sonda suavemente con movimientos rotatorios hasta llegar al punto marcado.
En los pacientes adultos y conscientes, facilitar el procedimiento solicitándole qué respire por la boca y degluta durante la técnica. Nos niños, aprovechar las inspiraciones durante lo lloro para hacer progresar la sonda.
· Interrumpir la maniobra y retirar la sonda unos centímetros si encontramos resistencia, si tiene tos, se ahoga, si se ponen cianótico, o si la sonda se envuelve sobre sí misma, quedando en la boca. Tras unos minutos de descanso continuar con la introducción hasta la marca señalada.
· Si la resistencia persiste, repita el procedimiento en la otra fosa nasal y considere la posibilidad de cambiar la sonda por una de menor diámetro.
- Fijar la sonda con un sistema de fijación adecueado, evitar decúbitos en la fosa nasal y cuidando de dejar la marca de medición NOX visible. Tirar suavemente de ella para comprobar que no se desplaza. No interceptar el campo visual. Fijar el extremo abierto de la sonda al hombro del paciente para evitar tracciones (salvo en los neonatos).
- Si la sonda lleva fiador retirarlo, y eliminarlo en el colector de objetos punzantes.
- Comprobar la correcta colocación de la sonda:
 
PRUEBA DE PRIMERA LÍNEA: medir el pH gástrico con tiras reactivas.
La evidencia de un pH < 4 determinado con tiras reactivas confirma la correcta colocación de la sonda en el estómago. Un pH entre 4 y 5,5 puede ser indicativo de que la sonda se encuentre a nivel esofágico y sería necesario confirmar la posición correcta mediante radiografía. Para la obtención de una muestra de aspirado por la sonda, proceder como sigue:
1. Empleando una jeringa de 50-60 ml insuflar lentamente 10-20 ml de aire  para limpiar la luz de la sonda y separarla de la pared del estómago. En niños (no neonatos) emplear jeringa de 2-5 ml e insuflar 1-5 ml de aire. A continuación aspirar suavemente con la misma jeringa por lo menos de 0.5 a 1 ml de contenido.
2. Si no se obtiene muestra ninguna, repetir el paso 1 y a continuación aspirar usando una jeringa de 10 ml.
3. Si sigue sin obtener muestra ninguna, esperar 30 mím. y volver a repetir los pasos 1 y 2.
 
Podemos realizar los cuidados de la boca con el fin de estimular la secreción de ácido gástrico.
No usar agua para enxaugar.
 
PRUEBA DE SEGUNDA LÍNEA: ante la ausencia de aspirado o en caso de duda en la prueba de primera línea, utilizar siempre control radiológico. La comprobación radiológica de la colocación correcta de la sonda nasogástrica deberá venir acompañada de informe radiológico o ser valorada por el facultativo responsable, y dejar constancia en la historia clínica del paciente.
 
SE RECOMIENDA UTILIZAR SIEMPRE El CONTROL RADIOLÓGICO para aquellos pacientes considerados de alto riesgo:
 
Bajo nivel de conciencia.
Reflejo de tos o náusea disminuido.
Presencia de tubo endotraqueal o extubación reciente.
 
- Si la sonda:
Está correctamente colocada, registrar en el plan de cuidados a longitud externa de esta y marcar con tinta imborrable el punto de salida de la sonda de la nariz.
No está correctamente colocada, retirarla o reubicarla según indicación.
- Según la finalidad del sondaje, conectar la bolsa colectora, al equipo de alimentación o de aspiración, o bien cerrar con el tapón.
- Dejar el paciente en posición cómoda e idónea, permitiéndole un fácil acceso al timbre y a sus objetos personales.
- Recoger el material empleado.
- Retirar los guantes y realizar la higiene de manos (lavado de manos rutinario, según procedimiento).
 
MANTENIMIENTO DE La SONDA NASOGÁSTRICA
 
Mantener siempre incorporada la cabecera de la cama 30-40º.
CUIDADOS DE La SONDA:
- Comprobar la posición correcta de la sonda (verificar la marca de la medición NOX y/o medir la longitud externa de la sonda y comprobar coincidencia con el registrado en el plan de cuidados) cada 24 horas y además.
· Por lo menos una vez por turno en el caso de alimentación continua.
· Previamente a la administración de alimentación por bolo y/o administración de medicamentos.
· Si el paciente se queja de molestias o reflujo de alimento en la boca.
· Después de vómitos o arcadas violentas.
· Después de graves ataques de tos/dificultad respiratoria.
· Después de aspiración del tubo endotraqueal o traqueotomía.
· Si la sonda se desplazó en los traslados o en la recepción del paciente.
- Cambiar diariamente el punto de fijación en la nariz y rotar la sonda para evitar lesiones por decúbito tanto en la fosa nasal como en la mucosa gástrica, extrayendo la sonda con movimientos rotatorios unos 2-3 cm e introducirla nuevamente hasta la marca señalada.
- Mantener la permeabilidad de la sonda:
 
A.. Lavar la sonda como mínimo con 30-50 ml de agua:
· Después de la administración de un bolo de alimentación enteral.
· Antes y después de la administración de fármacos.
· Cada 4-6 horas en pacientes con nutrición enteral continua.
 
B. Emplear presentaciones líquidas de fármacos (soluciones, jarabes etc.). Si el fármaco no está disponible en una presentación líquida, valorar la posibilidad de disolver y/ o triturar el fármaco. Consultar con el Servicio de Farmacia sobre la posibilidad de manipular fármacos para su administración por sonda. Si no se dispone de una presentación idónea para la administración por sonda, considerar la vía parenteral/sublingual/rectal/transdérmica/inhalada.
 
C. En el caso de realizar comprobación del contenido gástrico residual, aspirar de forma suave y cuidadosa, la presión excesiva hace que la sonda pueda obstruírse.
 
D. Si la sonda se oclúe (nivel IV) inyecte 5 ml de agua tibio y cierre la sonda durante 5 minutos, a continuación lave con agua y repita el procedimiento hasta desobstruír la sonda. Si continúa obstruída, valore repetir el mismo procedimiento o utilice una solución de enzima pancreática, aunque esta debe ser prescrita. Hay controversia en la utilización de bebidas carbonatadas (bebidas de cola), zumos ácidos (arandos, piña) u otras bebidas azucaradas y efervescentes. Se persiste la oclusión, cambie la sonda.
 
- Lavar por fuera diariamente con agua tibia y limpiar cualquier resto que quedara adherido a la parte externa de la sonda.
 
CUIDADOS DEL PACIENTE:
- Limpieza nasal (con una gasa humedecida en suero fisiológico).
- Realizar o ayudar el paciente en la higiene bucal 3 veces al día y lubricar labios.
- Acomodar el paciente.
- Recoger el material empleado.
- Retirar los guantes y realizar la higiene de manos (lavado de manos rutinario, según el procedimiento).
 
 

Xunta de Galicia © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidade - Servizo Galego de Saúde
Galicia o bo cambio