0 comentarios comentarios

Procedimiento. Catéter Parcialmente Obstruído

Procedimiento para la desobstrución de catéteres parcialmente obstruídos o que infunden pero no reflúen

  1. Comprobaciones previas:

    -Presentarse al paciente.

    -Comprobar inequívocamente la identidad del paciente, según el procedimiento de aplicación en el Servicio Gallego de Salud.

    -Respetar la intimidad del enfermo y guardar confidencialidad de sus datos.

    -Informar el paciente y/o el cuidador principal del procedimiento que se va a realizar y solicitarle su colaboración, a ser posible. Usar un lenguaje comprensible y resolver las posibles dudas y temores.

    -Solicitar su consentimiento de forma verbal, siempre que sea posible.

    -Identificar los profesionales sanitarios que van a intervenir en el procedimiento.

    -Comprobar la existencia de alergias.

    -Realizar la higiene de las manos segundo el procedimiento de aplicación en el Servicio Gallego de Salud.

    -Colocar el paciente en la postura adecuada: sentado o acostado en semi-Fowler, brazo afecto extendido, separado del cuerpo. 

  2. Realizar higiene de manos y colocación de guantes no estériles (CDC 2011; categoría IB).

  3. Desinfección de tapón frotando vigorosamente con gasa con alcohol isopropílico al 70 %, clorhexidina alcohólica al 2 % o soluciones iodadas. (INS 2016, grado II)

  4. Comprobar con jeringa con 10 ml SSF la dificultad para la infusión y/o reflujo de sangre a través de la luz.

  5. Descartar una causa mecánica (acodamiento, "efecto pared" de la punta...).

  6. Retirar bioconector y volver a comprobar si refluye.

  7. Si no tenemos una sospecha clara de la etiología de la obstrucción, actuaremos como si esta fuera un coágulo en la luz del catéter, ya que suele ser la causa más frecuente debido a un reflujo de sangre, retraso o déficit de cuidados.

  8. Se puede intentar resolver la obstrucción infundindo un agente trombolítico, según el protocolo del centro (de elección es la urokinasa). Los mililitros para infundir, serán los equivalentes a los de la capacidad habitual de cebado del catéter (1,3-1,5 ml), para evitar que el agente trombolítico pase al torrente sanguíneo.

    9. Intentar aspirar el contenido de la luz del catéter hasta conseguir reflujo de sangre fluido.

    10. Repetir la maniobra, si es preciso, una o dos veces más, para conseguir la desobstrución y reflujo a través del catéter. Lavado posterior, una vez conseguido el reflujo de sangre, con 20 ml de SSF usando sistema push-stop-push y clampaje a presión positiva y poner un nuevo bioconector.

Comentarios:
No se realizó ningún comentario
Publica tu comentario
  •  
  •  
  •  
Xunta de Galicia © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidade - Servizo Galego de Saúde
Galicia o bo cambio