0 comentarios comentarios

Manejo de la Pulsioximetría

La pulsioximetría sirve para evaluar el estado de la oxigenación, aunque no mide la presión de oxígeno (PaO2), ni la presión de dióxido de carbono (PACO2), ni el PH. Por lo tanto, no sustituye totalmente la gasometría en la valoración completa de los enfermos respiratorios, pero sí que es una técnica muy útil por su sencillez, rapidez, fiabilidad, reproducción e inocuidade.

   

Este protocolo pretende proporcionar los conocimientos adecuados para el manejo de la pulsioximetría, responde a la necesidad de disponer documentalmente de pautas de cuidados avaladas científicamente para los profesionales con el fin de proporcionar una asistencia eficaz de máxima calidad, basada en criterios científicos, y reducir la variabilidad asistencial.

La pulsioximetría sirve para evaluar el estado de la oxigenación, aunque no mide la presión de oxígeno (PaO2), ni la presión de dióxido de carbono (PACO2), ni el PH. Por lo tanto, no sustituye totalmente la gasometría en la valoración completa de los enfermos respiratorios, pero sí que es una técnica muy útil por su sencillez, rapidez, fiabilidad, reproducción e inocuidade. Su utilización es cada día más intensa, tanto a nivel hospitalario cómo en la medicina primaria y ambulatoria. Sirve igualmente para realizar exploraciones puntuales cómo para la monitoración continua de los pacientes con insuficiencia respiratoria.
 
La pulsioximetría puede ser necesaria en los siguientes casos:
  1. Actuación en problemas respiratorios agudos en urgencias (crisis de broncoespasmo, reagudización de pacientes respiratorios, insuficiencias respiratorias de cualquier tipo, dificultad respiratoria por trastorno de ansiedad etc.), para poder evaluar la necesidad y eficacia del tratamiento.
  2. Seguimiento de pacientes en tratamiento con osixenoterapia, evitando gasometrías arteriales.
  3. Detección de la hipoxemia en el síndrome de apnea del sueño.
  4. Monitoración de la respuesta al tratamiento broncodilatador administrado de urgencia.
  5. En hospitales, su uso se extiende también a la monitoración del paciente durante la anestesia, recuperación en el postoperatorio, evaluación del neonato (prematuro, bajo peso, etc.), unidad de cuidados intensivos, endoscopias, salas de cateterismo, etc.

Para completar la información del procedimiento consulta los distintos apartados de la información asociada.


 


 

Comentarios:
No se realizó ningún comentario
Publica tu comentario
  •  
  •  
  •  
Xunta de Galicia © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidade - Servizo Galego de Saúde
Galicia o bo cambio