0 comentarios comentarios

Definiciones. Adm. medicación por vía intradérmica

.

 

Administración de medicamentos: procedimiento mediante el cual se le proporciona un medicamento a un paciente. Debe realizarlo personal sanitario cualificado y se debe garantizar la seguridad del paciente.
 
Biodisponibilidad: alude a la fracción y a la velocidad a la cual la dosis administrada de un fármaco alcanza su diana terapéutica, lo que implica llegar hasta el tejido sobre el que realiza su actividad. Se toma como valor aproximado la concentración plasmática de dicho fármaco y se compara con la concentración plasmática que alcanza para ese mismo preparado una inyección intravenosa. Este ratio es a lo que llamamos biodisponibilidad.
 
Error de medicación: son incidencias evitables que ocurren cuando a los pacientes se les dan medicamentos erróneos, en la forma o dosis errónea, en el momento inadecuado, debido a un error en el proceso de prescripción, dispensación y administración.
 
Evento adverso (EA): es la lesión o daño no intencionado que se le produce a un enfermo como resultado de una asistencia sanitaria y no de la enfermedad de base del enfermo.
 
Evento adverso medicamentoso ( EAM): cualquier daño resultante de la administración de un medicamento.
 
Excipiente: materia que, incluida en las formas galénicas, se añade a los principios activos o a sus asociaciones para servirles de vehículo, posibilitar su preparación y estabilidad, modificar sus propiedades organolépticas o determinar las propiedades fisicoquímicas del medicamento y su biodisponibilidad.

 
 

Forma galénica o forma farmacéutica: la disposición a la que se adaptan los principios activos y excipientes para constituir un medicamento. Se define por la combinación de la forma en que el producto farmacéutico es presentado por el fabricante y la forma en que es administrado.
 
Medicamento: sustancia que se utiliza o se administra con el objetivo de restaurar, corregir o modificar funciones fisiológicas del organismo o para establecer un diagnóstico médico.
Manejo de medicamentos: recepción, almacenaje, manipulación, suministro, administración, dirección y monitorización de medicamentos.
 
Medicamento de uso humano: toda sustancia o combinación de sustancias que se presenten como poseedoras de propiedades para el tratamiento o prevención de enfermedades en seres humanos o que se puedan usar en seres humanos o administrar a seres humanos con el fin de restaurar, corregir o modificar las funciones fisiológicas ejerciendo una acción farmacológica, inmunológica o metabólica, o de establecer un diagnóstico médico.
 
Medicamento genérico: todo medicamento que tenga la misma composición cualitativa y cuantitativa en principios activos y la misma forma farmacéutica, y cuya bioequivalencia con el medicamento de referencia hubiera sido demostrada por estudios adecuados de biodisponibilidad.
 

Monitorización de medicamentos: herramienta con demostrada efectividad que consiste en la determinación de fármacos específicos, a unos intervalos fijados, con la finalidad de mantener una concentración relativamente constante del fármaco en la sangre. Se utiliza, sobre todo, con fármacos que presentan un estrecho rango terapéutico.

 
Pápula: es un levantamiento circunscrito de la piel de coloración pálida, con orificios foliculares dilatados, dando un aspecto de “piel de naranja” de unos 5-10 mm.
Piel: es la membrana exterior que recubre el cuerpo del hombre y de los animales, en los animales vertebrados está formada por dos capas la epidermis y la dermis, unidas en toda su extensión, la más externa es la epidermis que apenas tiene vascularización por eso tiene que nutrirse de la dermis.
 
Principio activo o fármaco: toda materia cualquiera que sea su origen (humano, animal, vegetal, químico o de otro tipo) a la cual se le atribuye una actividad apropiada para constituir un medicamento. Son los que tienen actividad terapéutica.
 
Reacción adversa medicamentosa (RAM): cualquier efecto nocivo, no deseado, no intencionado, de un medicamento que aparece en dosis utilizadas en humanos con fines profilácticos, diagnósticos o terapéuticos (OMS).
Vía de administración: ruta de entrada o medio por el que los medicamentos son introducidos en el organismo.
 
Vía intradérmica: es una de las cuatro vías parenterales que existen para la administración de fármacos, generalmente anestésicos locales. Es también el acceso que se emplea para la realización de algunas pruebas diagnósticas o pruebas cutáneas para definir si se es alérgico o no a determinadas sustancias.
 

La administración de sustancias por esta vía consiste en la introducción de una solución en la capa superficial de la piel, con la característica de la formación de un abultamiento pálido en forma de piel de naranja, que asegura que la sustancia se administró correctamente.

La toxicidad, los efectos secundarios y los efectos colaterales son tipos de reacción adversa medicamentosa (RAM).

 

Comentarios:
No se realizó ningún comentario
Publica tu comentario
  •  
  •  
  •  
Xunta de Galicia © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidade - Servizo Galego de Saúde
Galicia o bo cambio